Energía fotovoltaica y ciudades

Casi el 80% de los europeos vive en zonas urbanas y de acuerdo con un reciente informe de la ONU esta cifra aumenta a medida que las megaciudades se convierten en megaregiones. El crecimiento de las zonas urbanas tendrá efectos significativos sobre el medio ambiente, especialmente teniendo en cuenta que los edificios construidos de forma tradicional emiten casi la mitad de todas las emisiones de CO2.  

Para poder adaptarse con éxito a esta transformación será de vital importancia que las ciudades hagan frente a la contaminación y preserven al máximo sus recursos. La instalación de energía fotovoltaica y la adopción de medidas medioambientales en las zonas urbanas pueden ayudar a superar estos desafíos. En los últimos años, varias ciudades de Europa han tomado la iniciativa de invertir en energía fotovoltaica, ya sea mediante la instalación de paneles en edificios residenciales, educativos y comerciales o por toda la ciudad en los intercambiadores o en el alumbrado público. 

Obtenga más información sobre cómo varias ciudades europeas están utilizando la energía fotovoltaica para luchar contra el aumento de las emisiones contaminantes:

-
Vitoria-Gasteiz, España (Capital verde europea 2012)
- Friburgo, Alemania
- Londres, Reino Unido
- Ciudad del Vaticano
- Roma, Italia
- Languedoc-Roussillon, Francia
Grenoble, Francia